Guía de cepillado de dientes para niños (parte 3): divirtiéndose aprendiendo.

Ahora que ya sabes cómo enseñarles a lavarse los dientes, los primeros pasos  y a guiarlos día a día, voy a enseñarte algunos trucos para lograr que tus hijos se diviertan aprendiendo. Tu objetivo es que lo hagan solos, bien y sin necesidad de supervisión.

¿Cómo conseguir que los niños se diviertan lavándose los dientes?

Muy sencillo. Hay que convertirlo en un juego. Con los niños funciona para casi todo y más si es un juego desafiante y motivador. Cuando toque lavarse los dientes, serán ellos los primeros en estar ahí listos para empezar.

Hay varias maneras de conseguir que los niños se diviertan cepillándose los dientes: juegos, retos, condicionamientos, vídeos, música y otros que serán más o menos efectivos dependiendo de los gustos de los tuyos.

Sea cual sea tu elección, la clave es tu actitud, que sientan que tú eres el primero que se divierte  y no una actividad en la que lo único que obtienen son críticas, gritos y castigos. En resumen, que cuando piensen en lavarse los dientes lo asocien a emociones positivas.

Juegos para lavarse los dientes.

1. Vencer a los gérmenes enemigos:

Todos los niños tienen un superhéroe dentro. Hazles una capa o usa un accesorio que les haga sentir como un superhéroe que lucha contra los gérmenes enemigos mediante el cepillado y enjuague.

Hazles saber que están luchando contra todos los gérmenes, que son muy listos y pequeños, que se esconden en los huecos de los dientes y que llevar la capa y el cepillo les hace ser más poderosos para vencerlos.

2. Canciones para el cepillado de dientes:

Los niños siempre responden a la música, así ponerle alguna canción durante el cepillado diario puede ayudarte a mantenerlos motivados.

Usa la canción de la serie o película favorita de tu hijo y pónsela durante el cepillado.

3. Condicionamientos y recompensas.

Coloca una pizarra (normal o con imanes) con los tres lavados al día que deberían hacer y deja espacio para dos señales o usa dos imanes distintos, el primero para cuando se laven cumpliendo el tiempo adecuado (2-3 minutos).

El otro imán o marca para cuando se los laven bien, siguiendo los pasos que les has enseñado, limpiando todas las zonas en el orden adecuado.

Cuando consigan cumplir con los dos objetivos de los tres lavados del día obtienen un «premio especial».

Lo puedes hacer con recompensas semanales o diarias. Yo uso el premio semanal y les encanta cuando llega el domingo y pueden disfrutar su premio.

Déjales que sean ellos los que marquen la pizarra cuando cumplan y así sentirán que participan en todo el proceso.

CANCIONES PARA LAVARSE LOS DIENTES

Tanto para empezar como durante el aprendizaje hay videos musicales de dibujos que pueden ayudar a los tuyos a aprender y a mantener el interés en el cepillado.

Eso sí, debe ser algo que les inspire a lavarse, no a quedarse embobados mientras se cepillan. Puedes ponérselo antes o durante el cepillado y luego cantar la canción del video mientras se cepillan.

Los videos que mejor funcionan son:

Canción de Elmo – Barrio Sésamo (en inglés con subtítulos):

Canción «Así se lavan los dientes»:

Canción «A lavarse los dientes»:

Video «Cepíllate los dientes con tus amigos»:

¿Qué tal han funcionado estas alternativas con tus pequeños? ¿Usas otros métodos para enseñarles divirtiéndose? Compártelos y deja tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo

Desde 1991

Contacto

C/ Ramón Gallud Nº 59 - 1º 03181 Torrevieja

HORARIO

Lunes a jueves
mañanas de 9:30h a 14h
tardes de 17h a 20h

Viernes
de 9:30h a 15h