Cepillado de dientes para niños (2ª parte): Enséñale paso a paso

Ahora que ya sabes cuándo debes empezar a enseñarles a cepillarse y qué hacer para que el niño aprenda vas a descubrir  lo qué debe usar y cómo enseñarle paso a paso.

QUE DEBE USAR EL NIÑO PARA CEPILLARSE LOS DIENTES: SI AL CEPILLO NO AL ENJUAGUE BUCAL.

  • Elige un cepillo de cerdas suaves y cabezal pequeño. Es importante que el mango, largo y de empuñadura ancha, se ajuste al tamaño de su mano para que pueda sujetarlo con facilidad.

  • Las cerdas del cepillo deben ser sintéticas y no naturales. Las naturales son menos flexibles y más duras y como sus puntas no están redondeadas, es posible que les dañen las encías, todavía muy sensibles y delicadas.

  • La cantidad de dentífrico que hay que usar, solo a partir de los 2 o 3 años (hasta entonces es suficiente el cepillo humedecido con agua) es la equivalente al tamaño de la uña del dedo meñique del niño. Si el tuyo quiere usarla cómprale una específica para niños (con textura y sabor más agradable).

  • Acuérdate de renovar el cepillo dental de tu pequeño cada tres meses, o incluso antes si las cerdas se abren, porque pierde efectividad.

  • Lo que no debe utilizar hasta dentro de varios años es el hilo dental y el enjuague bucal: son productos muy abrasivos para él, que pueden dañarle las encías y el esmalte dental.

ENSÉÑALE PASO A PASO:

El cepillado de los niños es un sistema que debemos enseñar siempre en el mismo orden para que el niño aprenda y automatice de la forma a adecuada, por lo tanto, enséñale a lavarse como un proceso que podéis practicar todos los días como si de un juego se tratara:

  • Es más fácil para él copiarte el movimiento del cepillo si os ponéis los dos juntos, uno al lado de otro frente a un espejo grande, que si os ponéis uno frente al otro.
  • Cepilla los dientes de arriba a abajo (la parte superior) y de abajo a arriba (la inferior) y haciendo círculos.

  • Limpia bien la parte exterior como la interior de los dientes.

  • Cepilla las encías, la lengua y las mejillas puesto que también se acumulan bacterias en ellas.

  • El tiempo de cepillado adecuado es de unos tres minutos, pero eso depende de la velocidad del niño y su habilidad, por lo que ten paciencia si al principio tarda más, con el tiempo lo hará mejor.

  • Enséñale a enjuagarse varias veces, usando un vaso y sin que se trague el agua asegurándose de que lo hace en todas la partes para eliminar restos de comida.

  • Limpiar bien el cepillo y dejarlo de forma que la cerdas no se deformen va a contribuir a que el cepille dure más tiempo.

  • Hay que dejar al niño que lo intente, aunque papá y mamá le ayuden es importante que sienta que cada vez logra hacerlo mejor por sí mismo.

Lo más importante es crear un hábito en tu hijo para que continúe el solo a medida que se desarrolle.

Por lo tanto, además de predicar con el ejemplo, debemos intentar que nuestros hijos vean el cepillado diario como algo divertido y que les haga sentir bien.

Lo ideal es que se sientan felices tras lavarse los dientes y aprecien la agradable sensación de limpieza en la boca.

En la siguiente parte de esta guía voy a enseñarte algunos juegos y trucos para que el niño se divierta cepillándose y aprendiendo a hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo

Desde 1991

Contacto

C/ Ramón Gallud Nº 59 - 1º 03181 Torrevieja

HORARIO

Lunes a jueves
mañanas de 9:30h a 14h
tardes de 17h a 20h

Viernes
de 9:30h a 15h